Tom Ford Black Orchid es el primer perfume en solitario del diseñador. Es un floral oriental sensual, glamoroso y moderno con toques de especias que promete seducción y misterio al más puro estilo ‘noir’. anuncio Black Orchid de Tom Ford Anteriormente Tom Ford ya había trabajado con perfumes en su larga carrera como director creativo de Gucci. Sin embargo desde 2005 comienza una nueva etapa tras renunciar a su puesto en Gucci. Va a colaborar con la marca de belleza estadounidense Estée Lauder y fundar la marca que lleva su nombre. El primer perfume, de 2006, se llama Black Orchid.

Black Orchid de Tom Ford

Black Orchid es una creación de perfumistas de Givaudan. La orquídea negra es una flor que los botánicos han intentado recrear durante siglos hasta que un experto californiano por fin logró un híbrido verdaderamente negro. Esta flor tan rara ha inspirado la fragancia de Tom Ford, que le atribuye cualidades como pureza, elegancia, sofisticación y lujo. La orquídea negra real no tiene olor. Se trata de un concepto con el que simbolizar una estética noir y un perfume seductor con mucho carácter. La composición floral oriental se enriquece con una textura de especias y una base gourmande. Es un perfume repleto de aromas intensos que forman parte de toda una declaración de intenciones de Tom Ford. El diseñador viene pisando fuerte.

¿A qué huele?

Los cítricos conquistan la salida con una impresión intensa y chispeante desde el primer momento. Hay bergamota, limón y mandarina, pero ya se introducen unas cuantas flores de las que normalmente encontraríamos llenando el corazón: jazmín, ylang ylang, gardenia. Otro detalle frutal aromático es la grosella negra, y por último hay trufa negra también con la idea de hacer un guiño al color del perfume. Las notas medias son florales especiadas. Encontramos la referencia al olor inventado de la orquídea negra junto a madera de loto y un acorde de frutas confitadas y especias para acompañar a una composición que se va volviendo más suave y dulce según pasa el tiempo. Por fin llegamos al fondo basado en pachuli y vainilla fundamentalmente, lo que Tom Ford llama acorde “noir gourmand decadente”. Si el pachuli escala hacia las notas altas, la vainilla se queda en la base con su característica cremosidad dulce. Otras de las notas de esta última fase de Black Orchid son el ámbar, la madera de sándalo, el bálsamo de Perú, el incienso y el vetiver. Black Orchid consigue transmitirnos esa faceta oscura y profunda, casi terrosa, gracias a la presencia del pachuli y la trufa. Cuando clarea esta capa llegamos a los acordes frutosos y orientales, que dejan a la fragancia con una sensación floral suave y dulce muy diferente de cómo empezó. Por estas características y por su estela intensa y excepcionalmente llamativa, Black Orchid es un perfume maduro perfecto para usar de noche y en ocasiones especiales. Sin embargo, si se usa a diario puede resultar excesivo, especialmente en entornos cerrados de trabajo. Además de la gran estela, también cuenta con una longevidad por encima de la media.

Frasco y versiones

frasco black orchid tom ford Doug Lloyd ha diseñado un packaging algo retro, inspirado en el Art Déco, con toques modernos y clásicos mezclados. Se consigue un frasco elegante y llamativo de vidrio negro plisado, con forma de botella y los detalles dorados de la etiqueta y el cuello. El tapón mantiene la uniformidad del vidrio plisado negro, en vertical con la punta redondeada. Black Orchid está a la venta en formato eau de parfum con tamaños de 30, 50 y 100 ml. También se lanzó una edición limitada del perfume en frascos de cristal diseñados por Lalique. En el rango de aseo se vende también una emulsión hidratante perfumada. Dentro de las variaciones de Black Orchid, en 2007 se lanzó una edición eau de toilette llamada Black Orchid Voile de Fleur que mantenía la faceta oscura pero aligerándola y volviéndola más suave y romántica. De 2014 es Velvet Orchid, un flanker que sigue los pasos orientales de su predecesora pero insistiendo en la faceta floral. Entre sus notas se incluyen bergamota, mandarina, miel, flor de azahar, rosa, narciso, jazmín, magnolia, heliotropo, ron, ládano, vainilla, sándalo, cuero y mirra. Casi diez años después de Black Orchid EdP se lanza la versión Black Orchid eau de toilette (2015), celebrando la popularidad de la fragancia. Esta nueva concentración se distingue de la original con un frasco completamente negro y la introducción de la nota de nardos.

Publicidad

Uno de los puntos fuertes de Tom Ford es su sentido visual y de marketing. El diseñador ha creado numerosas campañas polémicas por su alta carga erótica y sexual. En esta línea, Cara Delevingne se desnuda para la campaña impresa del perfume en 2014. Otras de las modelos que han prestado su imagen para Black Orchid son Mirte Maas o Julia Restoin-Roitfeld, todas presentadas como seductoras femmes fatales. ¡Contadnos vuestras opiniones del Black Orchid!
Tom Ford Black Orchid: flor intrigante

Año de lanzamiento: 2006

Familia olfativa: Oriental Floral

Perfumista: Givaudan

Notas de salida: trufa negra, bergamota, gardenia, ylang ylang

Notas de corazón: especias, orquídea, jazmín.

Notas de fondo: vainilla, incienso, almizcle, sándalo y vétiver.

Personalidad: sensual, glamuroso y sofisticado.

Perfume Precio: 64€ aprox. (por 30ml)

Aprobación de consumidores7.8
Perdurabilidad en la piel9
Proyección (rastro)8.3
Frasco8.1
8.3Nota Final

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.