Eden de Cacharel es el primer perfume oriental con tintes acuáticos-afrutados de la historia. Por mezclar elementos tan inusitados en un conjunto coherente es un clásico que merece ser revisitado por todos los amantes de la perfumería. ¿Su propuesta? Evocar un jardín frondoso de naturaleza salvaje, repleta de flores con una importante presencia de las flores acuáticas y un inicio frutal jugoso y exótico. En este artículo descubrirás sus facetas más interesantes: qué olores trabaja en su composición aromática y qué opinan las personas que lo han probado sobre esta creación que no te dejará indiferente. eden cacharel

El Eden de Cacharel es un parque de diversiones y delicias

En el mundo medieval se decía que algunos de los olores más ricos y místicos existentes en la naturaleza eran una pequeña muestra de los aromas y sabores del Jardin del Edén, el paraíso perdido. Cacharel recrea su Edén particular en una fragancia de sabores artificiales que es fruto de un profundo ejercicio de creatividad. ¿No es increíble que el hombre pueda jugar a ser un pequeño Dios creador de sus propios paraísos? El perfume Eden de Cacharel es la Disneyland embotellada en un frasco de plástico verde: un paraíso sintético de magia, diversiones, sinestesias y delicias consumistas. Estamos en los años 90, el grunge ha dominado la escena pop, el concepto de androginia gana cada vez más fuerza y la perfumería viene de una década marcada por perfumes demasiado grandes, exagerados, histriónicos. Demasiados. El nuevo panorama olfativo será marcado por una nueva categoría de fragancias llamadas ozónicas, que se basan en notas sintéticas que transmiten una sensación acuosa y límpida típica de los productos de limpieza. Ahora es oficial: el perfume es una creación del hombre y no una reproducción orgánica de la naturaleza. CK One y Cacharel Eden son algunos de los primeiros perfumes en apostar por las notas ozónicas en una celebración del concepto de “no natural”, aunque lo hagan de maneras diametralmente opuestas. Mientras CK One es andrógino y cristalino, Eden es barroco, excéntrico, iridescente, raspante y tiene una base aún muy ochentera. Es un perfume muy peculiar, suntuoso, bochornoso y suavemente intoxicante que celebra no la naturaleza en sí sino la capacidad del hombre de recrear su propia naturaleza. En definitiva, es una obra conceptual basada en el ingenio cerebral y que a día de hoy ganó estatus de perfume de culto y un ejemplar indispensable para casi cualquier coleccionista de perfumes.
jardin de las delicias el bosco

— El Jardín de las Delicias, El Bosco.



¿A qué huele?

Eden es una fragancia de emociones fuertes que suele amarse u odiarse sin término medio especialmente por la forma en la que la piel la transforma. Su naturaleza camaleónica hace que su comportamiento cambie de persona para persona. Algunos huelen de lujo cuando lo llevan, mientras otros pueden tener dolores de cabeza por un olor a plástico caliente. En las primeras sensaciones nada más aplicártelo en la piel, encontrarás una mezcla de frutas estimulantes y refrescantes: mandarina, melocotón, melón, bergamota y limón. Pero no te hagas ilusiones con frutas inofensivas y cítricos fresquitos. Su impresión inicial es un poco abrupta, entre áspera y suave, y los tonos verdes y frescos ya marcan presencia. Su olor no tarda en evolucionar hace una concentración repleta de flores y frutas exóticas que es lo que realmente le da personalidad al conjunto final. A partir de ahí, la mezcla se vuelve cada vez más tenaz e insistente, apenas presentando cambios durante su evolución aromática. Es decir, el perfume se mantiene en la piel de forma homogénea y duradera sin apenas cambios a lo largo de las horas. La sensualidad del jazmín se une a la clásica rosa en un acorde que se disuelve entre aromas dulzones y lechosos de la mimosa y notas acuáticas del loto, el nenúfar y el muguet. Toques verdes y metálicos de violeta, la dulce locura del nardo y el exotismo jugoso de la piña. Toda esa elocuencia acuática-frutal-tropical se sostiene sobre una base muy estable y oriental de pachuli, vainilla, almizcle, madera de cedro y de sándalo, y haba tonka. Por su complejidad no está dirigida a adolescentes, pero sí a mujeres maduras que quieran vestir una sensualidad diferente, intelectual, excéntrica. También hay hombres que lo usan y están encantados con el resultado. La dulzura jugosa de Eden conviene en verano y primavera pero es un poco menos adecuada en invierno. Una buena elección para ocasiones especiales y citas románticas. Potencialmente ofensivo en oficina. notas aromáticas

Opiniones sobre el perfume

Verde, raro, poderoso, tropical, atípico, exótico, exuberante, misterioso. Eden nunca fue un éxito de ventas, pero tiene usuarias tan fieles que fue capaz de mantenerse en el mercado hasta hoy. Su índice de aprobación de consumidores es de un 64%, es decir, solamente 6 de cada 10 personas que lo huelen lo encuentran rico. La prueba definitiva de que es una fragancia que polariza emociones de amor y odio. Sus usuarios más entusiastas lo valoran como un gran clásico de la vieja escuela con una construcción compleja, vanguardista y excéntrica. Un poco artificial, un poco escandaloso, un poco inapropiado, y por eso mismo irresistible. Mágico. Extraño. Caprichoso. Sofocante sin ser demasiado dulce. Fresco sin llegar a ser nunca cristalino. Así son las ideas que se repiten en las opiniones positivas sobre esta creación de Cacharel. Las opiniones más negativas vienen de las personas que encuentran su olor demasiado abrasivo o de las que lo asocian a malos recuerdos de la decadencia escandalosa de los 80. Algunas personas a su vez relatan que tuvieron pésimos resultados en la interacción de la fragancia con su piel. Cosa que, por cierto, causa frustración en las que admiran su olor pero no la pueden usar. Su perdurabilidad es muy fuerte y recibe nota 8,6 (de 10) de los consumidores. Difícilmente encontrarás un perfume que dure tanto en la piel, como puedes comprobar en nuestra selección de fragancias de mujer más perdurables. La proyección (sillage) es igualmente altísima -hay que tener cuidado de aplicarlo en poca cantidad para no resultar incómodo- y alcanza nota 8.

Notas y acordes

Su conjunto aromático dificulta la detección de las notas e acordes de forma aislada. Aun así, los aromas de la composición que los usuarios consiguen captar con mayor facilidad son, respectivamente:
  • Flores en general (algunos detectan mimosa, otros jazmín o rosa)
  • Pachuli
  • Agua
  • Flores blancas
  • Olor a foresta/bosque húmedo
  • Melón
  • Piña
  • Bergamota

El frasco

Como otros frascos clásicos de Cacharel (Anaïs Anaïs, Loulou o Noa) éste también fue un diseño de Annegret Beier. Tiene predilección por materiales opacos y formas originales; Eden recuerda a un canto rodado por la forma y al jade por el color verde opaco del cristal. El tapón es de plástico y tiene un tono verde ligeramente diferente, más claro. El vaporizador y una banda que lo rodea son de color dorado. frasco El frasco se incluye en una caja verde repleta de motivos florales y vegetales simbolizando ese jardín del paraíso perdido, con las letras en blanco. Viene en formato Eau de Parfum y en tamaños de 30, 50 y 100 ml.

Perfume Eau d’Eden

El perfume original tuvo una edición limitada que se llamó Eau d’Eden y se lanzó en 1996. Fue una versión en eau de toilette más ligera y fresca que la original que contenía lirio de agua, nectarina, jacinto, almizcle blanco y flor de algodón entre otros nuevos componentes. El frasco además mantenía la forma original pero pasó a ser transparente. Actualmente está discontinuada y ya no se puede adquirir.

Eden Cacharel es una Tentación Paradisíaca ~ Editorial Perfumative

En 1994 Jean Guichard lo crea. Es la tercera fragancia femenina de Cacharel, una casa francesa dedicada a la moda y a la perfumería. Anaïs Anaïs de 1978 fue la primera, un experimento olfativo de su fundador Jean Bousquet, y todo en ella busca recrear una mujer joven casi niña donde la ternura es el rasgo predominante. Así empieza una serie de perfumes con nombres femeninos que evoca al mismo tiempo el desarrollo y la progresiva madurez y cuyo punto culminante será Noa (1998). Entre ambas, un camino lleno de experiencias sensoriales que nos trae la rebelde adolescencia de Loulou (1987) y el inicio de la tentación y el deseo que encarna la fragancia Eden. Todas ellas han marcado generaciones de mujeres jóvenes en las décadas de los ochenta, noventa y tras el nuevo milenio gracias a la icónica y burbujeante Amor Amor de 2003. anuncio eden cacharel Como puedes ver, Eden es un perfume que pretende presentarse como una evolución lógica y natural de sus precedentes. Una versión más madura de Loulou donde se permite introducir el concepto del erotismo y el placer en una fragancia muy atrevida. Sin embargo el momento no fue el más adecuado ya que en los noventa marcaron tendencia perfumes que exaltaban la androginia. CK One de Calvin Klein es un buen ejemplo: eclipsó totalmente al resto y el cambio de mentalidad provocó una caída de ventas de Cacharel en el momento estelar de Eden, una fragancia que ya apostaba por nuevas tendencias pero aún se anclaba fuertemente en la tradición de los perfumes de los ochenta con un destello de osadía y cierta perversidad y un aroma intenso. El tiempo sin embargo lo ha puesto en su sitio; se ha convertido en uno de los clásicos de Cacharel y una etapa más para su reconocimiento internacional, que actualmente lleva la moda a un segundo plano.

Publicidad

“Le parfum défendu” (el perfume prohibido, en francés): este ha sido su título en la publicidad gráfica tras su lanzamiento. La idea de la campaña gira en torno a la tentación, al deseo y la celebración de la frondosa naturaleza verde. El anuncio de televisión de 1994 marca por la desnudez de la protagonista como una Eva en el paraíso junto con un Adán también desnudo. La modelo elegida fue la rusa Olga Pantushenkova, y el fotógrafo Javier Vallhonrat en una campaña que tardó cinco días en realizarse. Pantushenkova recuerda esta campaña como una de sus preferidas, que además la catapultó a la fama internacional. Déjanos tu opinión sobre el perfume Eden de Cacharel en los comentarios. Gracias.

Eden de Cacharel: un Perfume de Culto

Año de lanzamiento: 1994

Familia olfativa: Oriental Floral (subgrupo Fresco, Acuático)

Perfumista: Jean Guichard

Notas de salida: flor de loto, nenúfar

Notas de corazón: mimosa, flor de naranjo, violeta, melón, piña

Notas de fondo: pachuli, madera de sándalo

Personalidad: conceptual, fresca, excéntrica

Perfume Eden Cacharel Precio: 35€ aprox. (por 50ml)

Aprobación de consumidores6.4
Perdurabilidad en la piel8.6
Proyección (rastro)8
Frasco6.2
7.3Nota Final
Puntuación de los lectores: (21 Votes)
6.9

Artículos Relacionados

3 Respuestas

  1. ZITA GARCIA

    quiero adquirir el perfume eden, pero en la ciudad de mexico no lo encuentro, podria decirme donde comprarlo

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.