Perfumes Gucci: Distinción y vanguardia Desde su nacimiento, la casa Gucci se ha caracterizado por diseños de alta calidad, con detalles innovadores realizados por artesanos. Guccio Gucci fundó esta empresa en 1921. Se dice que se inspiró en el hermoso equipaje que alguna vez vio en el célebre Hotel Savoy en la ciudad de Londres. Con esos diseños en mente, Gucci creó en Florencia unas de las casas de moda y accesorios más famosas del mundo a través de los refinados cueros, que eran muy buscados después de la Segunda Guerra Mundial. Aunque Guccio murió en la década de 1950, su familia continuó con el negocio, y la empresa se heredó de generación en generación. Actualmente la empresa forma parte del grupo Pinault-Printemps-Redout. guccio gucci La primera fragancia de la división de perfumes Gucci se lanzó en 1974, y fue Gucci No. 1 for Women, todo un clásico de la perfumería moderna. Afortunadamente, desde entonces Gucci ha lanzado una gran colección de perfumes para mujeres y hombres, muchos de ellos memorables. La compañía posee más de cuarenta productos en su línea de fragancias, y todas ellas llevan el sello de elegancia y artesanía en su composición: Eau de Gucci (1993), Envy (1997); Gucci Rush (1999); Gucci by Gucci (2007); Guilty (2010); Flora (versión 2011); Gucci Premier (2012) y Made to Measure for Men (2013), entre otros. Han colaborado para crear estos y otros perfumes de la casa Gucci grandes empresas como Givaudan y Firmenich, además de renombrados perfumistas como Dominique Ropion, Michel Almairac, Antoine Maisondieu, Guy Robert, Maurice Roucel, Karine Dubreuil, Ilias Ermenidis, Daniela Andrier y Lorenzo Villores. La casa Gucci está rodeada de otras leyendas además de la de su creador. Como es el caso de otras grandes casas de modas y accesorios nacidas en la época de posguerra, una gran cantidad de personajes famosos han sido clientes de la casa durante toda la vida. Por ejemplo, el nombre Flora que actualmente lleva uno de los famosos perfumes Gucci nació por un encargo muy especial de la princesa Grace de Mónaco durante una visita a la casa en 1966. Rodolfo Gucci quiso entregarle un regalo y la princesa eligió un pañuelo, pero él sintió que ninguno de los que pertenecía a su colección era digno de ella. Hizo crear por lo tanto uno especial, con los motivos florales más bellos. Allí nació el diseño Flora, en manos del famoso dibujante Vittorio Accornero. El comportamiento de las ventas en el grupo Gucci y su segmento de mercado para los perfumes han sido positivos durante los últimos años, especialmente en Europa Oriental y Estados Unidos. Casas tradicionales como Gucci no solo encierran historias y pasado, también ofrecen un gran futuro creativo que las próximas generaciones seguramente disfrutarán.

Artículos Relacionados