Estée Lauder Pleasures es un perfume femenino, floral, dulce y limpio. Todo un clásico entre los perfumes florales, que nunca pasa de moda.

Peonía y rosa se dan cita en un perfume jabonoso, tranquilo y amable, uno de los mejores exponentes de este tipo de fragancias.

Anuncio Estée Lauder Pleasures Perfume femenino

Estée Lauder, al igual que Elizabeth Arden, es una empresa americana de cosméticos y productos de cuidado de la piel. Además ambas contribuyen de forma notable al mercado de los perfumes, encadenando grandes éxitos en perfumes propios y a través de colaboraciones con famosos y otros diseñadores.

Estée Lauder Pleasures

Durante los años noventa, pasado el momento de las fragancias atrevidas, oscuras y endiabladamente potentes, las mujeres americanas buscan algo diferente: un perfume que sencillamente huela a limpio, sin caer en la tentación de lo dulce o lo seductor.

Esa es la idea detrás de Pleasures, donde encontramos la mano de dos perfumistas de Firmenich con gran talento: Annie Buzantian y Alberto Morillas (creador de varios de otros hitos de los 90 como CK One o 212 de Carolina Herrera).

Desde su lanzamiento en 1995, Pleasures ha conseguido una gran aprobación de la crítica, entre la que se incluye la máxima puntuación del famoso experto en perfumes, Luca Turin. Otros de los reconocimientos fueron varios FiFi en la categoría popular, tanto para fragancia femenina del año, como para mejor packaging.

¿A qué huele Estée Lauder Pleasures?

Como muchos de los perfumes florales clásicos, Pleasures abre con notas verdes, como si antes de las flores llegase el aroma de sus hojas –concretamente hojas de violeta-. También vamos anticipando la llegada de las flores con el intoxicante aroma de lirios blancos, y toques chispeantes de aldehídos que recuerdan a la jugosa mandarina.

Poco después nos invade la sensación de los pétalos aterciopelados con absoluto de jazmín, rosa, lila negra, una flor africana llamada “karo-karounde”, y sobre todo peonía blanca con su personalidad fresca y femenina. Otra nota que marca la diferencia es la de pimienta rosa, que le da un detalle especiado fresco.

Acostumbrados como estamos a encontrar la pimienta rosa en muchas de las fragancias femeninas de moda, hay que notar que Pleasures es el primer perfume que la utiliza. Se emplea además un método de extracción innovador que no consiste en machacar las bayas sino en imprimir su aroma en moléculas de dióxido de carbono para conseguir un olor chispeante más aéreo.

La base también merece mención especial por la forma de tratar el almizcle que sentimos en ella. Es un almizcle propio de Firmenich, despojado de su faceta animal y dulce para resultar completamente higiénico. Se complementa con notas de pachuli y madera de sándalo.

Pleasures es bastante compleja y al mismo tiempo suave e inocente. Bastante duradera en la piel aunque poco exhibicionista, da ese toque limpio recién salido de la ducha que conquista también a las chicas menos dadas a ponerse perfumes florales. En ese sentido, culmina la tendencia iniciada por la propia Estée Lauder con su White Linen de 1978.

Apto para cualquier época del año, Pleasures lo podemos encontrar tanto en veinteañeras como en mujeres de más edad.

Opiniones del Estée Lauder Pleasures

Pleasures es todo un clásico con más de veinte años en las estanterías de las perfumerías. Su fragancia es muy apreciada por las usuarias. La mayoría la encuentra muy femenina, dulce y agradable.

La mayoría de usuarias tiende a coincidir en una apropiada durabilidad en la piel. En cuanto a proyección, en este punto sí que muchas preferirían un poco más de intensidad y proyecciónm, aunque este aspecto es visto como punto fuerte por otras que valoran esta discrección y menor invasividad del perfume. Esto lo convierte en ideal para un uso más de diario y estaciones más calurosas.

Es un perfume perfecto para chicas jóvenes, de hecho lo destacamos en nuestro ranking de mejores perfumes para chicas jóvenes. En este punto hay bastante controversia. Hay mujeres que lo asocian a una fragancia de mujeres mayores y otras que lo asocian a un público más jóven. En verdad es versátil para servirle a ambos aunque las mujeres más maduras encontrarán otras opciones quizás más de su agrado en otros florales modernos con más proyección y sofisticación.

Pleasures en todo caso no agrada a todas, aunque su popularidad y aprobación por parte de las mujeres son muy altas. Es un perfume que o lo adoras o lo odias. Quizás sea por el aura clásica, limpia e inofensiva que irradia de esta fragancia. Quizás por su propia propuesta de producto demasiado naif no encaje con algunas mujeres que prefieren otros florales más pícaros, dulces o potentes.

Para las amantes de las peonias es un perfume clásico que nunca pasará de moda.

Frasco

Frasco de Estée Lauder Pleasures Perfume de Mujer

Tan depurado como su aroma, el frasco de Pleasures por Pierre Dinand es transparente y aéreo, con un tapón plateado mate. Todo en él es redondeado y nos recuerda a las perlas de rocío con su tonalidad grisácea.

Versiones

El frasco se introduce en una caja que aporta el toque de color, un rosa salmón con la caligrafía elegante con la que se titula al perfume. Pleasures es una eau de parfum disponible en frascos con vaporizador de tamaño de 30, 50 y 100 ml.

Para complementarla, se ofrece también una loción corporal.

Pleasures ha seguido de actualidad a través de sus numerosos flankers, muchos de ellos ediciones limitadas y por tanto no disponibles actualmente (Pleasures Artist’s Edition, Pleasures Exotic o Pleasures Summer Fun, entre otras).

También en 1997 se lanzó la versión Pleasures para hombres, con su flanker Pleasures Intense.

Pleasures Intense también es una versión del perfume femenino, lanzada en 2002 y todavía a la venta. Se distingue por su frasco con un degradado en rosa intenso y notas aterciopeladas de peonía “le charme”, rosa marroquí, lirio tigre, madera de arce, cristales de benjuí y vainilla.

Otra de las versiones disponibles es Pleasures Eau Fraîche (2012) con un distintivo tapón rosa y el cuello verde. Pensada para dar la idea de una bruma perfumada, más ligera y vaporosa que la original, mantiene la misma composición que ésta.

De 2014 es Pleasures Flower, floral más espontáneo que recurre a cítricos como la bergamota y la mandarina, pero también nerolí, brotes de casís, muguete, agua de coco, vetiver y ambrox.

Publicidad

Con Pleasures asociamos frecuentemente las ideas bucólicas de su imaginario en publicidad. Frecuentemente en sus anuncios televisivos nos han trasladado a un campo lleno de flores, con mujeres gráciles en vestidos vaporosos y acompañadas de cachorros. Una imagen muy endulzada en la que han participado actrices tan famosas como Gwyneth Paltrow o Elizabeth Hurley, y modelos como Carolyn Murphy.

¿Y a vosotras qué os parece este clásico de la perfumería femenina? ¡Gracias por vuestros comentarios y votos!

© Todos los derechos reservados 2017.
Pleasures Estée Lauder: floral dulce atemporal

Año de lanzamiento: 1995

Familia olfativa: Floral

Perfumistas: Alberto Morillas y Annie Buzantian

Notas de salida: hoja de violeta, notas verdes, lirio

Notas de corazón: jazmín, pimienta rosa, rosa y lila negro

Notas de fondo: sándalo y pachulí

Personalidad: dulce, femenino y elegante

Perfume Precio: 30€ aprox. (por 50ml)

Aprobación de consumidores7
Perdurabilidad en la piel7.3
Proyección (rastro)6.4
Frasco8.6
Frasco7.3
7.3Nota Final
Puntuación de los lectores: (5 Votes)
7.3

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.