Égoïste de Chanel, inicialmente L’Égoïste, es un perfume oriental amaderado. Sobre una estructura aromática clásica, se construye un olor explosivo, pícaro y arriesgado con notas amaderadas, especiadas y ahumadas. No tiene el mismo éxito comercial de otros perfumes de Chanel ni es una fragancia popular entre el gran público. Pero cuenta con una legión de admiradores muy fieles a su estilo festivo, vanidoso y lleno de chispa. Descubre más detalles sobre esta fragancia: cómo es su perfil olfativo, qué olor tiene, qué tal su perdurabilidad y qué opinan las personas que la huelen. egoiste chanel

Egoist de Chanel: la antítesis de Bleu de Chanel

Es verdad que el perfume Egoiste de Chanel nunca ha sido un caso de éxito comercial. Y es que la perfumería masculina suele ser muy predecible, con la popularidad de las famosas colonias con olor a limpio: aromas frescos, cítricos y acuáticos. Egoist nace como un desafío al espíritu tradicionalista, alejándose de esas tendencias para crear una composición oriental barroca, dramática y arrojada. Su construcción es magistral. La calidad de las materias primas que se emplean es insuperable. Pero su personalidad peculiar no es para todos. Jacque Polge, perfumista de Chanel por más de 30 años, lo explica con propiedad: este perfume era muy nuevo y singular en el momento de su lanzamiento; y lo sigue siendo a día de hoy. Y añade: Egoiste es su perfume preferido y la creación de la que se siente más orgulloso. Polge profundiza su visión comparándolo a su fragancia de hombre más reciente: Bleu de Chanel. Egoiste fue inspirado en un perfume de mujer y es sobre todo un ejercicio de arte, imaginación y creatividad. Una apuesta arriesgada no tan digestible como para volverse un best-seller. Bleu de Chanel a su vez es su perfecta contrapartida. Para su composición, el perfumista abdica de cualquier elemento floral o femenino. Crea un aroma puramente masculino, tradicional, sin adornos. Hecho para agradar al mayor número posible de hombres, la fragancia rompe en ventas. Egoiste no sigue ninguna fórmula mágica para agradar a una gran audiencia. Es un perfume con una sofisticación muy francesa. Impactante, cortante, tiene un genio fuerte y una gran tenacidad. Su olor no es seguro ni familiar. Tiene más bien esta cualidad de perfume de nicho que no se parece a nada que puedas encontrar en una perfumería tradicional o gran almacén.

Compara precios de Egoiste Chanel




 

¿A qué huele?

Egoiste Chanel es una dulce y fresca fusión de flores y maderas revestida de hierbas, frutas y especias. El corazón floral hace de la rosa la gran protagonista de la composición. Por primera vez esta flor, tan asociada culturalmente a la feminidad, tiene destaque en una fragancia masculina. El aceite de geranio, a su vez la más masculina de las flores, también se usa en gran concentración al lado del aceite de clavel. Las maderas se trabajan con el sándalo, el palisandro y el vetiver. Estos elementos amaderados le dan soporte a todas las capas del perfume. El sándalo se desprende sobre todo de un marcado acorde cremoso con la vainilla. La cálida madera de palisandro suaviza el conjunto amaderado. El aura de oscuridad y profundidad del perfume se consigue con el acorde palisandro-rosa. El vetiver juega un papel secundario pero aporta riqueza, textura y un puntito amargo como contraste. Su fuerza herbácea explota el tema provenzal con una mezcla aromática de cilantro, tomillo, lavanda y otras hierbas. El lado especiado trae cualidades cálidas y picantes con énfasis en la canela y en el cilantro. Las sensaciones frutales vienen de un acorde abstracto de frutas secas y dulces que le aportan un delicioso toque gourmand, muy en boga hoy día pero muy original en un perfume de hombre de inicios de los años 90. a que huele La apertura del perfume es muy fuerte, impactante y casi abrasiva. Cuando lo apliques en tu piel, sentirás toda su fuerza especiada y amaderada y un aroma agrio que puede resultar desagradable para algunos. En interacción con la piel de algunas personas esa salida puede tomar un camino algo más gourmand con evocaciones a una tarta dulce con un ligero toque cítrico. Poco a poco la fragancia baja algunos tonos de su potencia. Pero no pierde su característica intensidad y radiancia mientras empieza a desprender su lado más floral y suavemente empolvado sobre un lecho de maderas y vainilla. Su evolución aromática es un juego multifacético e interminable de contrastes e interacciones, así que difícilmente te resistirás a olerla una y otra vez para detectar sus ricos matices y sus lujosas texturas. La rosa – dulce, afrutada y especiada – domina la capa superior del corazón de la fragancia y no tarda en revelarse con fuerza al lado de la vainilla y del sándalo. El sándalo va ganando cada vez más cuerpo y sobre su cuerpo cremoso flota un oscuro velo ahumado. La capa floral, especiada y un poco seca de geranio y clavel, un poco más abajo, se acentúa con las notas de palisadro y se sazona con cilantro, cardamomo, hibisco, canela y tabaco. Horas tras el secado, resiste sobre tu piel un agradable olor amaderado, cálido y cremoso de sándalo con una rosa cada vez más discreta y transparente, además de vainilla, tabaco, haba tonka y cuero. Las materias primas se trabajan de la forma abstracta típica de las fragancias de Chanel, en que muchas veces notas una fuerte sensación floral, una idea de flor, pero no puedes precisar de qué flor se trata. Lo mismo pasa con las notas de frutas, hierbas y especias en este perfume. Su estructura es más radiante que difusiva y de cierta manera recuerda a los perfumes de Guerlain. Por su acorde de sándalo, Egoiste de Chanel se puede interpretar como la versión masculina de Samsara de Guerlain. Siguiendo en el campo de las comparaciones, tiene la misma complejidad hermética del maravilloso y desafortunadamente discontinuado Gucci Pour Homme. Algunas personas también lo encuentran parecido con Coco de Chanel. En definitiva, Egoiste es una opción compleja, sofisticada y elegante propia para ocasiones especiales y citas nocturnas. En situaciones informales del día a día o en un ambiente profesional, puede resultar abrumador para algunas personas por su fuerza y potencia. Por su carácter opulento luce especialmente bien en invierno. Su público objetivo es más adulto, situándose a partir de los 30 años.

Opiniones de usuarios

A pesar de no ser un perfume muy popular o muy vendido, Chanel Egoiste cuenta con una tasa de aprobación excepcionalmente buena: 84%. Es decir, más de 8 de cada 10 personas que lo huelen clasifican su olor como rico. También es verdad que muchos hombres que aprueban su olor no se atreverían a usarlo por su carácter maduro, complejo, abundante y potencialmente pesado. Pero lo que sí es unánime en las opiniones generales sobre Egoiste es su alta calidad. Su carácter original tampoco pasa desapercibido, lo que se refleja en que muchas personas lo describan como diferente, único o incomparable. Sus usuarios más fieles lo suelen clasificar como un perfume increíble, perfecto, bello, maravilloso, una auténtica “obra maestra” de la perfumería. Las personas clasifican su olor respectivamente como dulce, especiado, masculino, rico, cálido, fuerte, amaderado, oriental, cremoso, fresco, floral, agudo y profundo. El perfume a su vez se describe como clásico, agradable, elegante, sexy, refinado, complejo, oscuro, maduro y refinado. La perdurabilidad en la piel y la proyección (sillage) también son puntos muy elogiados por los usuarios. Su estela, de gran presencia y radiancia, recibe nota 7,7 de los consumidores. Respecto a la fijación, es uno de los 20 perfumes de hombre que perduran más en la piel. Recibe la nota 8,4 (de 10) de los usuarios, lo que sitúa su duración en la piel alrededor de las 12 horas. Las opiniones negativas casi siempre parten de personas que lo encuentran demasiado fuerte, duro y difícil de usar. Los chicos muy jóvenes no se suelen identificar con su olor. Como lo sitúan en la esfera clásica, lo ven como una opción demasiado conservadora o tradicional.

Notas aromáticas de Egoiste de Chanel

Las notas y referencias olfativas de la composición que se pueden detectar con mayor facilidad son, por orden:
  • Rosa
  • Sándalo
  • Vainilla
  • Canela
  • Palisandro
  • Tabaco
  • Acordes amaderados
  • Acordes frutales
  • Acordes de especias
  • Cuero
  • Cilantro
  • Clavel
  • Acordes cítricos

El frasco

El frasco del perfume Egoiste fue diseñado por Jacques Helleu, director artístico de Chanel por más de 40 años. Su formato es retangular y formal, sin ornamentaciones, heredero de la estética del mítico Chanel No. 5. frasco El perfume está disponible en concentración Eau de Toilette en tamaños de 50 y 100 ml. Su universo se complementa con una línea de productos de baño como loción y emulsión para después del afeitado, gel de ducha y desodorante.

Egoist Chanel: ¿el egoísmo se pone de moda? ~ Editorial Perfumative

Su desarrollo empieza cuando Jacques Polge encuentra una antigua fórmula de Ernest Beaux, el creador del mítico Chanel No. 5, para un perfume de mujer que se vende exclusivamente en las boutiques de Chanel hasta hoy: Bois des Iles. Esa antigua fórmulación de los años 20 presentaba una altísima concentración de madera de sándalo. Y es entonces que se le ocurre a Polge la innovadora idea de crear una fragancia a base de sándalo para hombres. Este elemento suele aparecer solamente en composiciones masculinas del tipo fougère y siempre con un papel secundario, jamás protagonista. Polge empieza por tanto a trabajar en una fragancia inicialmente nombrada Bois Noir al lado del perfumista François Demachy. Este perfume sería, además, un complemento para la línea de ropas de hombres que Chanel deseaba lanzar. Al final la línea es cancelada; la fragancia también. Poco tiempo después la marca cambia de idea y saca Bois Noir a la venta exclusivamente en sus boutiques. Los clientes más habituales de Chanel lo aprueban de forma inmediata y su fama empieza a crecer. El triunfo del perfume con su exclusiva clientela le anima a la casa de lujo a ampliar sus canales de distribución y ponerlo a la disposición del gran público. El equipo de marketing sugiere un cambio de nombre. Quieren algo más directo y visceral, menos esnob. Chanel le compra los derechos del nombre Égoïste a una revista de fotografía francesa. El nuevo nombre también hace alusión al supuesto egoísmo de la marca de solo vender esta fragancia a sus clientes de alta costura en un primer momento. También están los que insinúan que el adjetivo quizás se refiera a Alain Wertheimer. El alto directivo de Chanel afirmó en una entrevista a la revista Women’s Wear Daily que él quería “algo nuevo que usar” y que no le importaba en absoluto que el perfume hiciera o no dinero para su empresa. Su lanzamiento en 1990 fue uno de los más grandiosos de la historia. En Europa o en América, todos habían visto su famosísimo anuncio para la tele o alguna de sus piezas publicitarias en los principales periódicos. Se estima que la marca invirtió alrededor de 9 millones de dólares para promocionar su nueva creación. El retorno financiero, sin embargo, dejó mucho que desear. Durante el primer año el perfume sólo hizo 7 millones en ventas. A pesar de no haber cosechado la misma fama con el gran público y de fallar miserablemente en America, Egoiste resiste más de 20 años en el mercado gracias a una base muy fiel de eternos admiradores. Su promoción al fin y al cabo ha jugado un papel de peso en la reafirmación de algunos valores de marca de Chanel como rebeldía, creatividad e innovación. Por último, la marca aprovecha la construcción y visibilidad de su nombre para continuar la saga con Platinum Égoïste.
platinum egoiste

— Platinum Égoïste: lanzado en 1994, es un perfume fougère tradicional con sensaciones metálicas, más acorde a los gustos americanos.

Egoiste de Chanel fue el primer perfume moderno a jugar abiertamente con las fronteras entre lo que es femenino y lo que es masculino, saltando las convenciones en perfumería al usar grandes cantidades de rosa y de sándalo. Lo mismo hará Dior 15 años después con el aclamado Dior Homme, que por primera vez pone el iris de manifiesto en una fragancia de hombre. Chanel proclama que ha creado un perfume para el “nuevo héroe de los 90”. La marca afirma que su concepto creativo no piensa en la masculinidad autocentrada sino en la idea de una masculinidad libre, segura y confiada. Pour Monsieur se vende como un perfume para el clásico caballero civilizado. Antaeus está pensado para el hombre más joven y viril. Egoiste a su vez quiere conquistar al “independiente, decidido y realizado hombre que tiene muy poco que probar pero mucho que conquistar”. Sin duda, esta creación dialoga con la masculinidad yuppie de inicio de los años 90. Pero lo hace a su propia manera. Ni sigue los modelos viriles de los best-sellers del momento como Drakkar Noir o Polo de Ralph Lauren ni cae en el estereotipo andrógino de CK One, lanzado el mismo año.

Publicidad de Egoiste de Chanel

El famosísimo anuncio de Chanel Égoïste, considerado un art film, conquistó en 1990 el galardón máximo da industria publicitaria: un León de Oro en Cannes. Dirigido por Jean-Paul Goude, el spot de aire melodramático está inspirado en el teatro francés clásico. En el video, aparecen bellas mujeres con trajes de alta costura de Chanel. Con un comportamiento histérico, abren y cerran las ventanas de un hotel mientras insultan al mismo hombre. Egoísta, ¿dónde estás? ¡Muéstrate, miserable! ¡Muéstrate, egoísta! El hombre no aparece pero podemos ver el arma de seducción que ha usado para conquistar a todas esas mujeres: su perfume. El texto es una adaptación del acto 1 escena 4 de la tragicomedia Le Cid de Pierre Corneille. La música es un extracto del ballet Romeo y Julieta de Sergei Prokofiev. La fachada del hotel fue construida en Río de Janeiro especialmente para el rodaje de la pieza publicitaria. La producción del video que polémicamente exalta la imagen del hombre egoísta costó alrededor de un millón de dólares, uno de los más caros de la historia en aquellos momentos. Chanel también ha invertido en una gran campaña en prensa. Semanas antes del lanzamiento del perfume, anuncios impresos en forma de teaser inundaron los principales periódicos y revistas en Europa y luego América. Esos anuncios jugaban con la imagen de “célebres egoístas”, como Beethoven o Confucio. Otras acciones de marketing como decoraciones especiales en grandes almacenes o distribuciones masivas de muestras también se llevaron a cabo. Desde el lanzamiento de Opium de Yves Saint Laurent en 1977, el mercado no había visto una campaña publicitaria tan ambiciosa para un perfume. Aquí te dejamos el anuncio para que le eches un ojo: Déjanos tus opiniones sobre Egoiste de Chanel en los comentarios. Gracias.

Compara precios de Egoiste Chanel




 
Égoïste Chanel: Festivo y Explosivo

Año de lanzamiento: 1990

Familia olfativa: Oriental Amaderado (subgrupo Clásico)

Perfumista: François Demachy, Jacques Polge

Notas de salida: mandarina, palisandro

Notas de corazón: cilantro, rosa de Bulgaria

Notas de fondo: hibisco, sándalo, vainilla,

Personalidad: confiada, estimulante

Perfume Egoiste Precio: 50€ aprox. (por 50ml)

Aprobación de consumidores8.2
Perdurabilidad en la piel8.4
Proyección (rastro)7.7
Frasco6.7
7.8Nota Final
Puntuación de los lectores: (22 Votes)
7.6

Artículos Relacionados

2 Respuestas

  1. Paul

    Acabo de comprar el Platinum y estoy encantado. Lo encuentro muy viril, clásico y un punto sensual. Antes usé el 212 VIP de Carolina Herrera, pero esta vez me animé por la sendación tan rica que me dejó en nariz el ejemplar de Chanel. Tengo 30, por cierto, y según la página, es normal que me haya impresionado :)

    Responder
  2. carlos

    Egoiste junto a Opium son mis preferidos desde hace muchos años. Tengo 55. igual que no sales a la calle sin el móvil, tampoco sin uno de ellos.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.