Misteriosa, seductora y moderna, la fórmula de Dahlia Noir es una reinterpretación Chipre con notas amaderadas y orientales.

Dahlia Noir Givenchy Anuncio

Riccardo Tisci es el director creativo de Givenchy desde 2005. Bajo su sello se han lanzado numerosas fragancias, algunas continuando el legado previo de la casa como los flankers de Very Irresistible o de Ange ou Demon, pero también apuestas nuevas como la línea de las Eaudemoiselle. Tras 12 años, el fin de su colaboración ha sido anunciada en febrero de 2017, sin destino confirmado por ahora.

Givenchy Dahlia Noir

Dahlia Noir en 2011 es el primer perfume de una de estas sagas, creación de François Demachy. El nariz francés es actualmente perfumista en jefe de Christian Dior, lo que no le impide estar detrás de otras creaciones de los últimos años como Fan di Fendi en 2010 o la propia Dahlia Noir.

Inspirado en el aroma de esa flor ficticia -la dalia negra- Demachy construye un perfume con aires de mujer fatal que transmite al mismo tiempo poder y delicadeza, un aura misteriosa pero también femenina. Y qué mejor para expresar esa dualidad que un perfume al mismo tiempo floral, con su carácter empolvado, y donde las maderas expresan su fuerza interior.


¿A Que huele Dahlia Noir?

Dahlia Noir se abre al modo Chipre tradicional. Sin mesura en las notas cítricas de aldehídos, se apoya sobre todo en la mandarina combinada con la contemporaneidad de la pimienta rosa y una nota exótica y afrutada que se acompaña de mimosa.

Pero el perfume pierde rápidamente su faceta agresiva y se transforma en un corazón empolvado y femenino, bastante suave, con una mezcla de rosa e iris que todavía contiene una chispa de la pimienta rosa anterior. En conjunto es esa idea de flor inventada donde no sobresale la personalidad de ninguna de sus partes.

En la última fase la fragancia se vuelca en sus notas más cálidas y orientales: es el turno de las maderas (madera de sándalo principalmente), el pachuli, el haba tonka y la vainilla. Además de sentirse la dulzura oriental, el perfume juega con un pequeño guiño a los perfumes de hombre en su faceta de maderas secas.

Dahlia Noir no es como su nombre nos sugiere un perfume al que le haga justicia ese apodo de “noir” que sugiere algo oscuro y atrevido. La nueva creación de Givenchy resulta ser un Chipre agradable y moderno que merece más el calificativo de “rosa” que de negro. Y a veces se le ha criticado por ello, con su similitud al talco para bebés.

Enfocado a cualquier época del año, el perfume con su suave estela funciona bien en interiores, donde da un aire de cierta sofisticación pero sin llegar a resultar romántico o especialmente seductor.

Frasco

Frasco Dahlia Noir Givenchy

El frasco de Dahlia Noir tiene un poco de feminidad y masculinidad al mismo tiempo, con sus líneas rectas y sobrias, el color negro del tapón, pero al mismo tiempo el tono rosado que se filtra a través del vidrio transparente y sobre el que se lee Givenchy.

Es un diseño muy sencillo de Riccardo Tisci para esta eau de parfum que se presenta en tamaños de 30, 50 y 75 ml. La caja, rosa con un marco negro y blanco, hace juego con el perfume.

Versiones

Para los productos de belleza perfumados con Dahlia Noir, Givenchy incluye una bruma para la piel, la leche corporal, un desodorante y un gel de ducha.

Un año después del lanzamiento de la Eau de Parfum, aparece Dahlia Noir Eau de Toilette (con un tapón rosa para distinguirla). Su salida combina la mandarina con el limón y el melocotón, convirtiéndola en una fragancia algo más frutal que la primera.

Para 2013 tenemos dos fragancias limitadas con un packaging especial: Dahlia Noir Le Bal Eau de Parfum y Dahlia Noir Le Bal Eau de Toilette. Asimismo se lanza Dahlia Noir L’Eau como fragancia primaveral y más fresca donde se incluye nerolí, pétalos de rosa, madera de cedro y almizcle.

Entre 2014 y 2015 aparecen las últimas versiones de la saga por el momento: Dahlia Divin en Eau de Parfum y en Eau de Toilette. Estas nuevas fragancias giran en torno al jazmín Sambac del corazón, sustituyendo a la rosa y el iris. Como nota frutal, ciruela mirabelle, que junto a las flores blancas constituye su salida. En la base se utiliza el vetiver y el pachuli junto al sándalo.

Dahlia Divin podría considerarse un perfume independiente aunque por el nombre está íntimamente relacionada con Dahlia Noir.

Publicidad

La Dalia Negra es también el nombre de una novela y una película. Se relaciona con el género noir policíaco de los años 40 y 50 en Estados Unidos. Aprovechando esta estética, Givenchy acuña el término de “fleur fatale” mezclando los conceptos de femme fatale y perfume Chipre.

La modelo que encarna la publicidad e imagen de este perfume es Mariacarla Boscono, musa y amiga del director creativo, Ricardo Tischi .

En este anuncio se presenta a la modelo Mariacarla con un provocativo traje negro vaporoso que al moverse con el aire recuerda a una flor. No os perdais el anuncio y el making of.

¿Qué os parece Dahlia Noir de Givenchy?

Dahlia Noir: la ‘fleur fatale’ de Givenchy

Año de lanzamiento: 2011

Familia olfativa: Chipre Floral

Perfumista: Francois Demachy

Notas de salida: Mandarina, pimienta rosa y mimosa

Notas de corazón: Iris, Pachulí, Rosa

Notas de fondo: Madera de Sándalo, Haba Tonka y Vainilla.

Personalidad: Femenino, atalcado y agradable.

Perfume Precio: 60 € aprox. (por 50ml)

Aprobación de consumidores7
Durabilidad en la piel6.9
Proyección (rastro)5.9
Frasco6.3
6.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
7.1

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.