Trésor de Lancôme mezcla el melocotón y la rosa sobre un fondo cremoso de sándalo para crear una fragancia destellante, aterciopelada y sentimental que la marca promociona como el tesoro de su colección.

Una interpretación del “amor absoluto” con más de veinte años de recorrido que le dan su estatus de clásico moderno que no resulta ni demasiado joven ni tampoco viejo.

Es uno de los representantes más emblemáticos de los grandes florales solares y afrutados. Su espíritu es femenino, cálido y radiante. Un continuo juego entre impertinencia e inocencia.

Descubre más detalles sobre esta creación: cómo es su estructura olfativa, qué olor tiene y qué opinan las personas que la usan.

perfume tresor lancome

Trésor de Lancôme: una relectura innovadora de la rosa

El perfume Trésor de Lancôme está firmado por Sophia Grojsman, una de las perfumistas más famosas de las últimas décadas. Algunos de sus grandes éxitos incluyen creaciones como Paris de Yves Saint Laurent (1983) o Eternity de Calvin Klein (1988).

Su mérito no es solo el de crear aromas memorables, sino también el de obtener resultados visionarios y abrir nuevos caminos utilizando las flores como su sello de identidad.

Nahéma de Guerlain, con su bella y particular interpretación de las rosas, es el punto de partida para la creación de una fragancia para el uso personal de Grojsman.

Años después, tras ver un anuncio de pintalabios de Lancôme con Isabella Rossellini, la perfumista tiene una corazonada y decide presentarle su perfume personal a la marca. Cree que están hechos el uno para el otro. La aprobación es inmediata.

Este feliz encuentro del espíritu experimental de la maestra de las flores con una marca que se basa en valores de tradición y patrimonio resulta en el flamante floral Trésor de Lancôme, el gran último best-seller de la firma francesa.

Famoso por vender un frasco a cada 15 segundos, se convierte en el perfume femenino más vendido del mundo en 1991 y 1992.

Su altísima popularidad hace que lo puedas oler en damas que pasean por las principales calles de París, Madrid o Nueva York. Su omnipresencia lo banaliza.

Hoy, por su fuerte personalidad, es la típica fragancia que divide opiniones de amor y odio como Angel de Thierry Mugler o Poison de Dior.

Aun así, conviene señalar que su composición se tuvo que reformular por cuestiones sanitarias, debido a la presencia de ftalatos y el exceso de almizcles sintéticos. La versión que se vende ahora mantiene el espíritu original, pero es menos excesiva y densa.


¿A qué huele?

Cuando apliques esta fragancia en tu piel, ¿qué vas a percibir? Primero la fuerza melosa, seductora, vellosa y suavemente picante y verde de la rosa en un potente acorde con notas afrutadas de melocotón y albaricoque.

Alrededor de esta imagen platónica y conceptual de una deliciosa rosa vintage, un abundante bouquet de lila se complementa con notas de lirio de los valles, jazmín, heliotropo, iris y violeta para finalizar su cuerpo floral.

Este corazón poblado de flores evoluciona hacia un registro más complejo y oriental a través del almizcle, el ámbar, la vainilla y el sándalo.

Su acabado es empolvado y reposa de forma suave y elegante sobre la piel. Evoca recuerdos nostálgicos a aromas de un buen polvo de maquillaje o pintalabios, reforzando la feminidad entre pícara e cándida del conjunto.

Al mismo tiempo en que es pesado, mantiene un poder cautivador, apetecible y acogedor. En palabras de la propia perfumista, “Trésor de Lancôme es una fragancia del tipo abrázame”.

a que huele

Funciona mejor en edades a partir de los 30 años, pero puede dar un punto elegante y formal también en chicas de menor edad. Su aroma proyecta una imagen familiar, madura y joven a la vez.

Por su fuerte presencia, proyección y estructura compacta, es una fragancia más invernal que veraniega. La perdurabilidad es muy alta. Trésor es el perfume de Lancôme que más dura en la piel después de Poême.

Opiniones sobre el perfume

La tasa de aprobación de consumidores de Trésor de Lancôme es del 67%, lo que confirma su estatus de perfume que polariza opiniones. Sus detractoras solo consiguen ser menos intensas que sus fieles admiradoras.

Pero también están las mujeres que lo ven como un perfume trashy y juguetón. Una especie de guilty pleasure para los sentidos con sus notas intensas, dulces y empolvadas de rosas confitadas con melocotón.

De forma general las personas que lo prueban lo describen respectivamente como un perfume fuerte, durable, bello, agradable, cálido, adorable, romántico y sexy, situado en la esfera clásica. Su olor se interpreta como dulce, floral, empolvado, afrutado, especiado y oriental.

Las consumidoras más satisfechas lo clasifican como una creación luminosa, elegante, maravillosa, sofisticada y encantadora.

Muchas de sus usuarias habituales relatan que este perfume es como una ráfaga de felicidad, que se sienten de buen humor cuando lo usan. Y es que la rosa tiene ese poder de evocar una idea instantánea de felicidad y bienestar.

Su aprobación por parte del sexo opuesto es más amplia. Los hombres aprueban su olor de forma especialmente positiva. Lo ven como muy femenino, sensual y atractivo.

Las personas que no lo aprueban lo tachan de pesado y cansino. Su olor puede ser avasallador y agudo para quienes no tienen un gusto especial por grandes composiciones florales. Por su fuerte combinación de flores y almizcles, algunas personas relatan sentir dolores de cabeza cuando lo usan.

Notas aromáticas

Las notas y acordes de la composición que se perciben con mayor facilidad son, por orden:

  • Rosa
  • Melocotón
  • Albaricoque
  • Frutas
  • Vainilla
  • Ámbar
  • Almizcle
  • Lila
  • Polvos
  • Sándalo
  • Piña

Tresor de Lancome: un Éxito Irrepetible ~ Editorial Perfumative

Desde sus inicios, la casa francesa Lancôme se ha consagrado a los perfumes. En 1935 Armand Petitjean lanzaba cinco fragancias para presentarlas en la exposición universal de Bruselas de ese mismo año.

En 1952 aparece el primer Trésor de Lancôme, un perfume que mezclaba especias orientales con flores occidentales y un frasco con la forma de un diamante tallado en 75 facetas. Simbolizaba feminidad, y alentaba a los hombres a comprarlo para tratar a sus mujeres como verdaderas reinas.

El perfume sería descontinuado más adelante, cayendo en el olvido del gran público, hasta que en 1990 se lanza un nuevo perfume con el mismo nombre. Es el Trésor de Sophia Grojsman y uno de los buques insignia de la firma francesa desde entonces.

Con los años Lancôme se ha convertido en una representante del lujo a la francesa. Sus creaciones mantienen celosamente el toque sofisticado y a perfumes de la talla de Ô de Lancôme, Poême o Magie Noire se suman también productos de maquillaje y tratamientos para la piel.

penelope cruz lancome

La fórmula de Trésor parte de una composición aparentemente sencilla basada en melocotón, rosa y almizcles. A ella se le añaden el resto de notas.

Pero detrás de esta supuesta sencillez se encuentra un esqueleto olfativo construido con materias primas revolucionarias y un nuevo estilo en perfumería.

Así como otros perfumes de Sophia Grojsman, Trésor Lancôme tampoco sigue el clásico esquema piramidal con notas de salida, corazón y fondo. Las ligeras y volátiles notas de salida se sustituyen por acordes más intensos, densos y poderosos.

Este tipo de estructura permite que el corazón de la fragancia se revele en su esplendor desde el primer minuto. Su olor se mantendrá de forma muy linear y estable en tu piel a lo largo de las horas.

Su composición empieza rompiendo esquemas al abusar de las metil iononas, con su aspecto dulce y empolvado.

También es pionera en el uso del galaxolide, una sustancia que recrea el olor de los almizcles blancos con énfasis en su faceta más limpia, no sucia o animalística. Su aspecto es sedoso y aterciopelado con una delicada mezcla de subtonos florales y amaderados.

Para completar, es la primera fragancia de la historia en usar una gran dosis de ISO E Super. Esta sustancia, amaderada y ligeramente ambarina, refuerza las facetas florales de la composición y tiene un supuesto poder afrodisíaco.

La respuesta a esta reinterpretación novedosa de una flor tan tradicional como la rosa fue muy positiva, tanto por parte de la crítica especializada como por parte del público.

Desde entonces Lancôme no ha repetido triunfo con ninguna de sus creaciones, ni siquiera con hits masivos como Hypnôse o La Vie Est Belle. ¿Podrá la marca crear un nuevo Trésor algún día?

El frasco

Trésor Lancôme se encierra en un curioso frasco diseñado por Charles Boussiquet, con forma troncopiramidal invertida y en relieve.

Sobre el cuerpo de vidrio transparente está escrito el título a modo de firma. El perfume tiene un característico color melocotón que comparte con el original de 1952, y la caja usa la misma tonalidad que evoca suavidad y calidez.

frasco del perfume

La fragancia está disponible como Extrait de Parfum de 7,5 ml (la versión más concentrada de un perfume) y como Eau de Parfum con vaporizador en tamaños de 30, 50 y 100 ml.

De la gama de productos relacionados se destacan el bálsamo corporal, la leche corporal y el gel de ducha como productos de belleza asociados a su fragancia. Su leche corporal es especialmente rica y recomendable.

Pero además Lancôme ha respondido al éxito de este perfume superventas añadiendo varios flankers a la colección.

Versiones

De entre las variantes estables que todavía se editan la primera fue Trésor In Love en 2010, celebrando los 20 años de aniversario. El frasco se ha modernizado: es más alto y esbelto, de un romántico color rosa y con una flor negra abrazada al cuello. Las notas se vuelven más frutales y frescas.

En 2011 aparece Trésor Midnight Rose utilizando el mismo frasco de la versión in Love pero con tonalidades violetas. Se emplea grosella negra, frambuesa y cedro para envolver la conocida rosa de Trésor.

Por último en 2013 Trésor L’Eau de Parfum Lumineuse vuelve al frasco característico del perfume y usa frutos rojos, un acorde de caramelo, la violeta y la rosa.

Publicidad

La historia de Tresor de Lancome también está marcada por su publicidad. Isabella Rossellini fue la famosa musa del perfume desde 1990 hasta 1995.

A ella le siguieron Inés Sastre, Kate Winslet y Penélope Cruz. Para el flanker Midnight Rose, Lancôme se ha decantado por la joven actriz Emma Watson.

Los anuncios siguen una línea romántica ambientada en París como ciudad del amor. El último, dirigido por Rob Marshall, presenta a Penélope Cruz y un boxeador que cae en sus encantos.

Aquí te lo dejamos para que le eches un vistazo:

Déjanos tus opiniones sobre el perfume Tresor de Lancome en los comentarios.

Trésor Lancôme: una Rosa Cándida y Pícara

Año de lanzamiento: 1990

Familia olfativa: Oriental Floral (subgrupo Crujiente, Cítrico Afrutado)

Perfumista: Sophia Grojsman

Notas de salida: lirio de los valles, rosa, melocotón, albaricoque

Notas de corazón: iris, rosa, heliotropo, lila, melocotón

Notas de fondo: sándalo, vetiver, ámbar, almizcle, vainilla

Personalidad: femenina, floral

Perfume Tresor Precio: 50€ aprox. (por 50ml)

Aprobación de consumidores6.7
Perdurabilidad en la piel8.1
Proyección (rastro)7.3
Frasco7.7
7.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (6 Votes)
8.3

Una Respuesta

  1. María Jesús

    Me encanta,lo uso desde la Navidad del 90 y no he cambiado jamás

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.