Amarige de Givenchy es un perfume oriental floral con una construcción aromática que se basa en la radiancia de las flores blancas, la suculencia de las frutas y un fondo de especias y maderas.

Con este perfume, la firma francesa se propone a celebrar los maravillosos encuentros amorosos, la exuberancia de la juventud y la expresión más extrovertida de la feminidad.

Conocerás en este artículo todas las características de este clásico floral: cómo es su estructura aromática, qué olor tiene y qué opinan las personas que lo prueban.

amarige givenchy

Perfume Amarige de Givenchy: ¿lo amas o lo odias?

Con un nombre que es anagrama de la palabra mariage, matrimonio en francés, Givenchy lanzó un perfume efusivo, solar, escandaloso y alegre. Una fusión de flores delicadas pero muy intensas y extremadamente femeninas como el nardo. ¿O alguien conoce un perfume masculino dominado por esta flor?

Amarige es un franco descendiente del mítico, bello y algo sofocante perfume Fracas de Robert Piguet del 1948. Su mezcla explosiva de nardos y flor de naranjo ha servido como punto de partida para la creación de lo que vendría a ser el perfume más emblemático de Givenchy.

Icónico y épico, es una de las obras más impactantes de todos los tiempos y ha conquistado para sí un capítulo exclusivo en la historia de la perfumería. Su olor radiante y expresivo es inolvidable, inconfundible y reconocible a quilómetros de distancia.

Para que una mujer pueda sentirse a gusto con esta fragancia, es necesario que haya un encuentro de almas gemelas. Casi siempre su personalidad será tan grandiosa, expansiva y majestuosa como la del propio perfume.

Notas jabonosas y verdes, notas jugosas de frutas, notas leñosas de vainilla y acordes florales intensos: todo esto se cuece en un proceso alquímico que resulta en un estruendoso, consistente y persistente líquido dorado.

Pocos perfumes pueden presumir de ser “amados u odiados pero jamás olvidados”. Amarige de Givenchy es uno de ellos. Sus admiradoras más fieles sencillamente no pueden vivir sin su elegancia despampanante y lo usan como si fuera una marca personal.

Sus detractores a su vez lo acusan de ser una creación diabólica, opresiva, agobiante y abominable cuya finalidad es provocar dolores de cabeza con sus frutas sintéticas, estropear idas al cine y asustar a pobres niños indefensos.

Sí, las personas se pueden volver muy exageradas cuando se dedican a odiarlo. Pero a Amarige todo esto le importa un comino. Su papel es brillar como si fuera una tonelada de lentejuelas doradas bajo un gigantesco foco de luz.

Su exuberancia viene sobre todo de la recreación artificial y milimétricamente orquestada de un conjunto floral exótico y sofisticado. Su aroma tan vívido, apasionado y bochornoso invade los sentidos y penetra en todos los espacios que estén a su alcance.

Amarige tiene el poder de inducirte a un estado de transe aunque sea por algunos segundos. Por eso mismo su olor se vuelve tan adictivo para algunas personas que no pueden resistirse a oler sus muñecas una y otra vez.


¿A qué huele?

Su famosa intensidad, que como sabes algunos detestan, forma parte de ese sentimiento en torno al matrimonio, al amor romántico, que se va a explotar como inspiración conceptual para el desarrollo de la fragancia.

Una de las imágenes más simbólicas de una ceremonia matrimonial es el bouquet de la novia. De esa manera, un ramillete de flores domina Amarige con un punto muy dulce animado por los detalles frutales y temperado por la vainilla y el ámbar.

Muchas cosas pasan a la vez como si su líquido estuviera en ebullición. En los primeros minutos te puedes asustar con su fuerza. Su olor salta del frasco sin disculparse y sin pedir permiso.

Pero luego su olor se calma y pasa a comportarse de forma casi monolítica, con gran armonía, equilibrio y una fina constancia. A nivel técnico el perfume está bien sintonizado, nada se encuentra fuera de su sitio.

Su construcción olfativa se basa en una pesada estructura de hedione y salicilato de bencilo. El hedione fue descubierto cuando químicos intentaban captar y aislar el olor más absoluto y perfecto del jazmín. Esta materia prima le aporta fluidez, transparencia y luz a la fragancia.

El salicilato de bencilo a su vez tiene un gran potencial difusivo y contribuye con la radiancia de la composición. Su papel es aumentar y potenciar el alcance y profundidad de los tonos florales. El bouquet de Amarige se siente como si estuviese en plena floración.

Alrededor de esta base, se adicionan otras flores y una sensación afrutada que se transporta a través de un acorde cítrico. La dulzura del melocotón y la ciruela y un toque de melón marcan presencia y dejan huella. La alegría de las notas amarillas de mimosa aparece aquí y allí. Ylang-ylang, grosella negra… y el naranjo.

a que huele amarige

Desde los momentos iniciales podrás detectar los poderosos acordes de flor de naranjo y neroli que quedan sobre la piel para revelar poco a poco las hojas de violeta, además de toda la luminosidad de un bosque de flores blancas, donde los reyes son el jazmín y el nardo (tuberosa) y la reina es la gardenia.

La gardenia se revela más intensa y menos cremosa. El nardo no es tan carnal como podría llegar a ser, pero es suficientemente excéntrico y tempestuoso como para darle a Amarige un aspecto inusual, raro, original y exquisito.

Esta sensación de extrañamiento que no le deja indiferente a nadie se refuerza con la madera de Cachemira. Esta nota tiene un olor entre almizclado, especiado y amaderado que contrasta con el conjunto floral y lo hace más vibrante.

La dulzura final, la fijación en la piel y las sensaciones narcóticas son obra de notas orientales como la vainilla, el haba tonka y el ámbar que reposan sobre un lecho de almizcle y madera de sándalo.

A pesar de llevar más de veinte años en el mercado, Amarige es una chica que sigue manteniéndose elocuente y atractiva. Su aroma es penetrante, jovial y muy expansivo, con lo que es recomendable moderar su aplicación.

Puede convenir a un rango muy amplio de mujeres, de 25 en adelante. Además de intenso, es también muy duradero. Su presencia luce tanto en primavera como en invierno, así que se puede usar como perfume de diario en cualquier época del año.

Opiniones sobre el perfume

Quizás te sorprendas con su tasa de aprobación de consumidores del 75%. Es decir, 3 de cada 4 personas que lo prueban consideran su olor rico.

Dos apuntes sobre este alto índice de satisfacción: no todas las personas que aprueban su olor se atreverían a usarlo y el 25% de personas que no aprueban su olor lo suelen rechazar con bastante vehemencia.

Otro dato interesante es que su popularidad es más alta entre los hombres que entre las mujeres. De forma general los hombres opinan que su olor tiene clase y es muy sensual; lo encontrarían muy atractivo en sus parejas.

En este sentido, también destaca el alto número de mujeres que afirman que Amarige es el perfume preferido de sus maridos y novios.

Este detalle lo convierte en una excelente opción como perfume para citas románticas y eventos nocturnos. De hecho, muchas de sus usuarias lo reservan para este tipo de ocasión.

La cantidad de mujeres que lo usan a diario, a modo de sello de identidad, es un poco menor. Generalmente en la franja de los 40 o 50 años, suelen ser muy fieles a Amarige. Relatan que se trata de su elección favorita y que se sienten únicas, sofisticadas y maduras al usarlo.

Un gran número de usuarias habituales valoran especialmente el hecho de recibir constantes elogios cuando lo llevan. Sus admiradoras lo describen como un perfume rico, sexy, femenino, agradable, increíble, elegante, diferente, deslumbrante y maravilloso.

Su composición se define como clásica, grande, dramática y muy bonita. Su olor a su vez se describe respectivamente como: floral, fuerte, dulce, pesado, especiado y oriental.

De acuerdo con la opinión de los usuarios, el perfume Amarige de Givenchy es muy perdurable en la piel. Tanto es así que su alta perdurabilidad y poder de fijación recibe nota 8,8 de los consumidores.

Su estela (sillage) pronunciada no pasa desapercibida y por eso recibe nota 8,3.

Notas aromáticas

Las notas y acordes de la composición que las personas suelen detectar con más facilidad son, por orden:

  • Nardo (tuberosa)
  • Acordes florales (en conjunto)
  • Gardenia
  • Vainilla
  • Acordes frutales (en conjunto)
  • Mimosa
  • Melocotón
  • Almizcle
  • Flor de naranjo
  • Ylang-ylang
  • Ciruelas

El frasco

El creador del frasco es el diseñador francés Serge Mansau. Algunos de sus frascos más famosos han sido Eau de Rochas o Flower de Kenzo que ganó el premio FiFi al mejor packaging en 2004.

Mansau recurrió a un frasco sencillo, de líneas tradicionales y simples, donde destaca el tapón esculpido de vidrio opaco, mientras el cuerpo ovalado es transparente para mostrar el líquido dorado en su interior.

frasco

La caja llama la atención con un color rojo intenso y las aristas amarillas y verdes.

El perfume se vende como Eau de Toilette (aunque se comporte como Eau de Parfum) en tamaños 50 y 100 ml, con vaporizador.

Amarige de Givenchy, un perfume floral y radiante de los noventa ~ Editorial Perfumative

En 1952 se fundó la casa de costura Givenchy. Su estilo francés y glamouroso atrajo en la edad de oro de Hollywood a celebridades americanas que incluso hoy en día siguen siendo un icono de estilo como Audrey Hepburn o Grace Kelly.

En 1957 la firma inauguró su dedicación a los perfumes de mujer con L’Interdit -inspirado en la propia Audrey Hepburn-, y dos años más tarde los de hombre con Monsieur de Givenchy.

En 1988 Givenchy pasó a formar parte del grupo LVMH de productos de lujo aunque también con línea de prêt-à-porter. Su fundador se retiró a mediados de los noventa dando paso a diseñadores como John Galliano, Alexander McQueen o el actual director creativo: Riccardo Tisci.

givenchy

Amarige se lanza en 1991, cuando todavía la firma estaba en manos de Hubert de Givenchy. La creación de la fragancia recayó en el genio creativo de Dominique Ropion, nariz que ya había colaborado con esta casa francesa para el perfume Ysatis de 1984.

Después de crearlo, el perfumista participará en la creación de otros perfumes muy famosos y populares también basados en flores blancas, por ejemplo: Pure Poison de Dior, Alien de Thierry Mugler y Armani Code de mujer.

Para Amarige, Ropion opta por una estructura olfativa que no sigue la clásica pirámide con notas de salida, corazón y base. Su construcción es monolítica, tendencia que empieza a popularizarse en el panorama olfativo entre los 80 y los 90, con perfumes que huelen casi de la misma manera del inicio al fin.

Paris de Yves Saint Laurent, Trésor de Lancôme, Casmir de Chopard, Dune de Dior, Spellbound de Estée Lauder y Eternity de Calvin Klein son algunos de los ejemplos más sonados de fragancias de este estilo, con un olor estable que se mantiene persistente a lo largo de las horas.

Estas fragancias primero tienen gran acogida en Estados Unidos, donde los consumidores deseaban conocer el olor de los perfumes sin tener que esperar el típico proceso de “evolución aromática”. Pero no tardan en conquistar mercados más tradicionales como España o Francia.

Versiones

La primera versión de Amarige es del 1998 y está discontinuada. Desde entonces, Givenchy ha lanzado varios flankers: otras 3 versiones y 6 ediciones limitadas.

De 2005 es la celebrada edición temática Amarige Mimosa de Grasse Millesime, donde como su nombre indica se potenciaba la presencia de la mimosa. Además se añade nerolí y se aprecia el sintético cashmeran para darle un carácter entre amaderado y terroso que complementa a las flores.

Amarige Mariage de 2006 se aleja bastante de la versión original. Exhibe una pirámide olfativa donde los cítricos recuperan su sitio en las notas de salida, el jazmín del corazón es uno de los pocos recuerdos al original, mientras se pierden las comparaciones con la magnolia y la canela. Por último pachuli y sándalo forman el fondo. Además el packaging es de un verde intenso, color de la fidelidad.

Aparentemente estas dos versiones han sido discontinuadas por la marca, pero aún se encuentran frascos disponibles para comprar en algunas tiendas online.

Publicidad

“A celebration of laughter, love and intense happiness”. Una celebración de risas, amor e intensa felicidad. Así podría describirse las intenciones detrás de la campaña de publicidad de la fragancia.

Exactamente estas características son las que nos muestra Givenchy con mujeres jóvenes y risueñas, vestidas de colores claros y especialmente el amarillo o el blanco, metáforas de la alegría de vivir.

Déjanos tus opiniones sobre el perfume Amarige de Givenchy.

Amarige de Givenchy: Radiancia Floral

Año de lanzamiento: 1991

Familia olfativa: Oriental Floral (subgrupo Crujiente, Flores Blancas)

Perfumista: Dominique Ropion

Notas de salida: neroli, palo de rosa, hojas de violeta

Notas de corazón: acorde cítrico, gardenia, mimosa, melón, melocotón, ciruela

Notas de fondo: cashmeran, notas amaderadas, haba tonka, vainilla

Personalidad: sensual, floral, opulenta

Perfume Amarige Precio: 40€ aprox. (por 50ml)

Aprobación de consumidores7.5
Perdurabilidad en la piel8.8
Proyección (rastro)8.3
Frasco7.4
8Nota Final
Puntuación de los lectores: (18 Votes)
8.4

Artículos Relacionados

9 Respuestas

  1. jennifer

    ES EL MEJOR PERFUME QUE YA EXISTIO,ANDA JUNTO CON CHANEL PERO PERSONALMENTE ME IDENTIFICO A AMARIGE QUE CONOZCO DESDE 1997 DONDE LOS DEJE POR X MOTIVOS E VOLVI A SUS BRAZOS INTENSAMENTE …JA NO TE ABANDONO SERAS MI MARCA REGISTRADA COMO SIEMPRE LO DEBERIA SER…LO AMO!!!!!

    Responder
  2. Nancy Moreyra

    Es el perfume más bello que conocí . Tuve que dejarlo por problemas económicos pero estoy regresando al él . Gracias por su creación.

    Responder
  3. raquel almeida

    lo uso desde hace unos 17 años, y ha sido mi toque personal por todos estos años, no puedo usar otro, es mas, la gente que me conoce, me reconoce tambien por mi aroma, para mi es parte de mi personalidad y de mi misma !!!!!

    Responder
  4. Verónica

    Es mi perfume desde hace 18 años,es mi amor y nadie puede hablar mal de una fragancia tan espectacular

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.